La palabra “arcano” deriva de “oculto”, es decir, cada uno de ellos tienen un significado oculto que experto deberá interpretar. Según la psicología analítica desarrollada por el psiquiatra y psicólogo Carl Gustav Jung, los arquetipos del Tarot nos muestran las imágenes anímicas a través de las cuales vivimos y nos explicamos en la vida, según esta tesis, el inconsciente usa un lenguaje arquetípico, compuesto de imágenes, mitos e ideas anteriores a su formación en el mundo físico. Así pues, según esta teoría, todo lo que nos pasa, externa e internamente, viene dado porque anímicamente hay una colocación de un arquetipo frente a la vida de cada persona. En la actualidad los arcanos se utilizan como herramienta terapéutica de introspección psicológica.